Con el fin de combatir la negligencia médica en el tratamiento del dolor en todo el mundo y defender los derechos de los pacientes, la comunidad médica ha preparado la siguiente declaración
 


Declaración De Derechos
Para el Tratamiento Del Dolor

 

Como persona con dolor, usted tiene el derecho de tener su dolor tratado seriamente, con dignidad y respeto por doctores, enfermeras, farmacéuticos y otros profesionales de la salud.
el derecho de recibir un tratamiento de su dolor con prontitud.
el derecho de ser informado por su doctor acerca de la causa más probable de su dolor, y de tratamientos disponibles. Usted tiene el derecho de conocer detalles de los beneficios, los riesgos, y el costo de cada uno de los tratamientos propuestos.
el derecho de participar activamente en las decisiones que se tomen sobre el tratamiento de su dolor.

El derecho de que su dolor sea re-evaluado regularmente, seguido de ajustes en el tratamiento si su dolor no ha disminuido.
el derecho de ser referido a un especialista en tratamiento de dolor si su dolor continúa.
el derecho de recibir respuestas claras e inmediatas a sus preguntas, de tener tiempo para hacer sus decisiones, y de rechazar el tratamiento si usted así lo desea.
Aunque no siempre exigidos por la ley, estos son derechos que toda persona que sufre de dolor tiene. Esos derechos deben ser respetados y exigidos cuando usted recibe un tratamiento para el dolor.


¿Como hablo con mi doctor, enfermera o trabajadora social de mi dolor?

Exija ser escuchada/o. Dígale a su doctor, enfermera o trabajadora social que tiene dolor.
Dígale a su doctor, enfermera o trabajadora social cuando y donde le duele. ¿tiene dolor en un lugar o en diferentes lugares? ¿tiene dolor que parece moverse de un lado a otro?
Describa la intensidad de su dolor. En una escala de 0 a 10, donde 0 significa que no hay dolor, y 10 significa que es el peor dolor que usted pueda imaginar.
Diga que hace que su dolor mejore o empeore. ¿el dolor siempre esta presente o desaparece algunas veces? ¿el dolor empeora cuando se mueve de cierta manera? ¿hay otras cosas que hacen que su dolor mejore o empeore?
Describa como usted siente el dolor. ¿Su dolor es agudo (de corta duración), ardiente, se parece a un hormigueo o a latidos?
Explique como el dolor afecta su vida diaria. ¿puede dormir? ¿trabajar? ¿hacer ejercicios? ¿participar en actividades sociales? ¿concentrarse? ¿como esta su humor?
Avise a su doctor, enfermera o trabajadora social si usted recibió tratamientos anteriores para su dolor. ¿a tomado medicamentos o ha tenido alguna operación? ¿ha recibido masaje o practicado la meditación? ¿se ha hecho aplicaciones de calor o frío? ¿ha hecho ejercicio? Explique lo que funcionó o no funcionó.
Preparado por la

American Pain Foundation, Inc.

http://fibromialgiaysindromedefatigacronica.blogspot.com/2007/01/declaracion-de-derechos-para-el.html



 



 


 
 
Como enferma/os con dolor crónico debemos exigir a los profesionales de la salud, que nos traten con respeto, y nos atiendan como merecemos.


Graphic Design©http://www.touchamemory.com/
Image©ElizaFox's...http://www.sxc.hu/profile/elisafox


La información que encuentras en esta Web no debe sustituir a tu medico reumatólogo. Siempre tienes que dirigirte a un especialista para consultas y tratamientos. Esta es una  Web con el deseo de ser  informativa y realizada para colaborar con los pacientes que padecen esta enfermedad.