En la infinitud de la vida, donde estoy,
todo es perfecto, completo y entero.
Todas las resistencias que llevo dentro de mi,
las veo solo como algo a lo que he de renunciar.
No tienen poder sobre mi, porque el poder en mi mundo soy yo.
Como mejor puedo, me adapto a los cambios
que se producen en mi vida.
Me apruebo y apruebo la forma en que estoy cambiando.
Estoy haciendo todo lo que puedo, y cada día es mas fácil.
Con jubilo sigo el ritmo y la influencia eternas
de los cambios en mi vida.
Hoy es un día maravilloso,
porque yo decido hacerlo así.
Todo esta bien en mi mundo.

En la infinitud de la vida, donde estoy,
todo es perfecto, completo y entero.
El cambio es la ley natural de mi vida,
y al cambio doy la bienvenida.
Me dispongo a cambiar y decido
modificar mi manera de pensar.
Decido cambiar las palabras que uso.
De lo viejo a lo nuevo, avanzo con jubilo y soltura.
Perdonar es, para mi, mas fácil de lo que pensaba.
Perdonar hace que me sienta libre y sin cargas.
Con jubilo aprendo a amarme cada vez mas.
Cuanto mas me libero del resentimiento,
tanto mas amor tengo para expresar.
El cambio de mis pensamientos
hace que me sienta una buena persona.
Estoy aprendiendo a convertir el día de hoy en un placer.
Todo esta bien en mi mundo.

En la infinitud de la vida, donde estoy,


todo es perfecto, completo y entero.
Mi vida es siempre nueva.
Cada momento de ella es nuevo, fresco y vital.
Para crear exactamente lo que quiero,
uso mi pensamiento afirmativo.
Hoy es un nuevo día. Yo soy un yo nuevo.
Pienso, hablo y actúo de manera diferente.
Los demás me tratan de manera diferente.
Mi nuevo mundo es un reflejo de mi manera
de pensar nueva.
Es un jubiloso deleite plantar nuevas semillas
porque se que de ellas brotaran mis nuevas experiencias.
Todo esta bien en mi mundo.

Louise Hay

http://www.louisehay.com