Fibromialgia y abuso infantil

Dia mundial del abuso infantil

El abuso sexual es definido como cualquier actividad sexual entre dos personas sin consentimiento de una. El abuso sexual puede producirse entre adultos, de un adulto a un menor o incluso entre menores.  (Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Abuso_sexual ).

 Aquí se extractan gran cantidad de artículos aparecidos en la red que relacionan la Fibromialgia con el abuso sexual en la infancia.  El abuso físico y psicológico en cualquier ámbito nos produce rechazo y desaprobación, pero el abuso sexual en los niños es algo terrible, muy difícil de superar y por lo que se expone a continuación, lamentablemente el porcentaje en enfermas de FM que lo han padecido es alto:

 

Existen otros factores sociodemográficos ligados a la FM en los que se ha insistido mucho en la última década. Llama la atención su distribución preferencial en la población con niveles de renta más deprimidos y niveles educacionales bajos. En opinión de algunos autores, estas dos circunstancias son coincidentes en el mismo grupo social y por la misma razón su asociación con el abuso sexual y físico de las mujeres es consecuencia de una mayor frecuencia de estas circunstancias en las capas sociales más deprimidas (Alexander et al., 1998). La relación con el abuso sexual y/o físico en mujeres es manifiesto no sólo por su mayor frecuencia en las mujeres con FM (en el estudio de Alexander el 57% de las mujeres con FM refieren historia de abusos de este tipo), sino que la incidencia de FM en las mujeres que han sufrido abusos quintuplica al resto de las mujeres del mismo grupo social. Parece además, que estas mujeres son más proclives a sufrir las formas graves de la enfermedad, ya que si se analizan otras variables, se pone de manifiesto mayores escalas de dolor, mayor fatiga y mayores limitaciones funcionales así como un aumento significativo del consumo de atención médica y de analgésicos para el grupo de mujeres con historia de abusos y FM, frente al resto de mujeres con FM del mismo grupo social que no han sufrido abusos.

Fuente: http://fibromialgia.areastematicas.com/generalidadesepi.php

Experiencias psicosociales en la infancia. La violencia física, psíquica y sexual

El maltrato físico, sexual y psíquico (abandono, rechazo, desprecio, negligencia, objetualización...) en la infancia son los más frecuentes antecedentes de la presencia de ansiedad, vulnerabilidad al estrés, somatizaciones y síndromes de dolor crónico en la adultez.

• Igualmente, ya en la adultez, ser víctima de violencia doméstica es un potencial antecedente muy significativo de fibromialgia: un cierto número de pacientes con fibromialgia han sufrido/sufren violencia de parte de su pareja.

Asunción González de Chávez
Psicóloga y Coordinadora del Seminario “Mujer y Salud” de la Facultad de Ciencias de la Salud. Universidad de Las Palmas

http://mys.matriz.net/mys01/dossier/doss_10_07.html

La Fibromialgia puede originarse en:

Un proceso inflamatorio antiguo: amígdalas; adenoides; senos de la cara (sinusitis); oídos (otitis); sistema nervioso central (meningitis, encefalitis); hígado (hepatitis); vesícula; páncreas; pulmón; bronquios; estómago; intestino; apéndice; riñón; vejiga (cistitis); próstata; pene (venéreas); ovarios; útero; vagina (infecciones); abscesos; etc. una cicatriz por cirugía o herida en piel, mucosa, músculo, tendón o hueso (fractura), un traumatismo (golpe, caída, agresión física) fibras musculares disfuncionales por la presencia de puntos gatillo (uniones neuromusculares disfuncionales) como consecuencia de traumatismo, cirugía o secundariamente a otro campo interferente, problemas odontológicos: una pieza dentaria desvitalizada (conducto) o en posición anómala (muela del juicio); un resto de raíz; una osteitis; una infección presente o pasada; un implante, un cuerpo extraño (metal, vidrio, hilo de sutura, talco de los guantes, etc.), la memoria corporal de una carga afectiva, emocional o daño psicológico (estrés, pérdida, abuso sexual, etc.).

Dr. Pablo R. Koval  http://www.dolor-pain.com/fibromialgia.html

Aspectos psicológicos y psicopatológicos


Además del mayor número acumulativo de diagnósticos psiquiátricos entre los pacientes con FM en relación a los no-pacientes y controles (19), hemos estudiado diversos aspectos psicológicos de estos individuos (42,51). Ya señalábamos, por ejemplo, que existe un mayor número de eventos estresantes en el curso vital de los pacientes (y de los pacientes nuevos) en comparación a los no-pacientes y controles (42). Posteriormente encontramos que los pacientes, en mayor grado que los no-pacientes y sujetos controles, presentan en un porcentaje significativo historia presente o pasada de abuso sexual y físico (26,27). Por lo demás, una proporción significativa de pacientes con FM señala un evento vital como participante de las manifestaciones dolorosas y/o de necesidad de acudir al facultativo para tratamiento, del cuadro doloroso. Estos eventos vitales pueden ser relativamente triviales (cirugía menor por ejemplo) pero a pesar de ello son percibidos como importantes e impactantes por estos pacientes. De igual manera el estilo que afronte (catastrofizar, por ejemplo), influye en la severidad de las manifestaciones clínicas en FM (52).
Revista Peruana de Reumatología: Volumen 3 Nº 3, Año 1997 LIMA-PERÚ

http://sisbib.unmsm.edu.pe/BvRevistas/reuma/v03_n3/fibromialgia.htm

Las causas de la fibromialgia son desconocidas, pero se han relacionado a accidentes automovilísticos, traumas, estrés, abuso sexual, problemas emocionales y lesiones recurrentes, entre otros. No existen pruebas de laboratorio que permitan un diagnóstico preciso, el cual se establece con la presencia de por lo menos once puntos de dolor en el cuerpo de un total de diez y ocho previamente reconocidos, según los criterios establecidos por el Colegio Americano de Reumatología.

Dra. Raquel Muñiz
Médico general, cirujano y sistémico
Fecha de publicación:08/03/06

http://www.adaptogeno.com/art_opinion/art131.asp

En la fibromialgia existen niveles elevados de depresión, ansiedad, somatización y una mayor prevalencia de vulnerabilidad psicológica, lo cual contribuye a que demanden ayuda médica. Los pacientes con fibromialgia y vulnerabilidad psicológica o que han sido sometidos a abuso psicológico, infantil o sexual reportan más estrés, dolor, fatiga e incapacidad funcional y mayor empleo de medicamentos para el dolor y mayor uso de sistemas de salud y de medidas de terapia alternativa.

Rev Cubana de reumatología 2006; VIII (9-10) Hospital María Auxiliadora
Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (CIMEQ)
Dr. Luis Vidal Neira
Médico Jefe del Servicio de Reumatología
Docente del Departamento de Medicina
Universidad de San Martín de Porres
Dr. Gil Reyes Llerena
Especialista de primer grado en Medicina Interna. Segundo grado en Reumatología
Doctor en Ciencias Médicas
Profesor e Investigador Titular del Instituto superior de ciencias medicas de Cuba

http://www.socreum.sld.cu/bvrmlg_revista_electronica/v8_n9y10_2006/fibromialgia.htm

Fibromialgia: una de las tantas consecuencias del maltrato infantil


El mal del dolor crónico afecta al 3% de la población, en su mayoría mujeres. Sicólogos especialistas en el tema descubrieron que alrededor de un 80% de los pacientes fueron víctimas de maltrato o abuso cuando eran niños, y que un gran número sufre violencia de pareja. Las personas que padecen de este dolor deben tener un constante tratamiento médico y psicológico, pues es un mal que no tiene fin.
En más de alguna ocasión hemos escuchado a alguien quejarse de un dolor profundo y persistente, pero que no tiene razón alguna. Puede que muchos de ellos sufran de fibromialgia: una enfermedad crónica e incurable, muy poco conocida y que se detecta entre los 30 y 50 años.
Se estima que afecta a un 3% de la población, principalmente a mujeres. Estos pacientes sienten un dolor generalizado en todo el cuerpo, desde la cabeza a los pies, no saben a qué atribuirlo, y no les permite realizar sus actividades diarias con tranquilidad.
De acuerdo a los resultados de un estudio publicado en la Revista Latinoamericana de Psicología, donde se comparó a un grupo con enfermedad reumática y un grupo de control sano, cerca de un 80% de las mujeres que padecen fibromialgia sufrieron de maltrato o abuso sexual durante su infancia.
Además de tener en la actualidad este mal, como consecuencia de la violencia generada por adultos, gran parte de las pacientes experimenta, a su vez, mayor depresión y ansiedad. Los especialistas recalcan que también pudo existir abandono psicológico o físico por parte de los padres o de las personas que estaban a cargo de aquellas niñas que hoy sufren dolor crónico.
De esta forma, para los expertos no hay duda alguna que la mayoría de las variables psicosociales y culturales que están ligadas a la fibromialgia tienen relación con el maltrato físico, sexual y psíquico (abandono, rechazo, desprecio, negligencia, etc.) en la infancia. Ellos generan ansiedad, vulnerabilidad al estrés, somatizaciones y síndromes de dolor crónico en la adultez.


Fuente: Revista Mujer de La Tercera y Mujer y Salud.
 

Fibromialgia y malos tratos

-¿La mujer maltratada puede ser propensa a padecer Fibromialgia?

Una mujer maltratada está sometida a una coacción continua y prolongada en el tiempo, muchas veces años e incluso decenios con una carga de responsabilidad extrema ante los hijos, ante la sociedad. Ante los hijos porque en la mayoría de los casos se esfuerzan en ofrecer una situación de normalidad para conseguir levantarlos sin menoscabar su integridad emocional (es lo que se suele hacer no entraremos a juzgar si es lo más conveniente para ellos), ante la sociedad porque el maltratador ofrece un perfil social extremadamente amigable y la indefensión de la víctima es total porque es consciente de que toda esta situación sería completamente malinterpretada sacada de sus cuatro paredes.

Ante este estrés continuado las personas pueden desarrollar la enfermedad de Fibromialgia, uno de sus detonantes suele ser el estrés continuado en el tiempo no porque la persona haya caído en una depresión sino porque los transmisores de las emociones son compuestos químicos que están en nuestro ser y todo lo que se fuerza acaba degenerando en enfermedad.

Normalmente hay que destacar el comportamiento de muchas de estas mujeres que se sobreponen a situaciones limites que cualquier persona ajena a este tipo de vida jamás lograría solventar; con el tiempo la mayoría de las víctimas suelen desarrollar un instinto de supervivencia que logra salvar cualquier tipo de barrera.

La Dra. Anna M. Cuscó (psicóloga clínica y presidenta de la Fundación para la Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica) aportó la siguiente reflexión al comentario e información de interés vital para quien esté siendo objeto de estas actuaciones:

" Según la Asociación de Mujeres para la Salud, y los datos de los que disponen, del 20 al 30 % de mujeres fueron abusadas sexualmente en su infancia y el 15 % de varones.
Estas cifras ya son por sí mismas, sobrecogedoras."

Fuentes: fibromialgia.nom.es

http://www.avasibilbao.org/novedades.php

Existen otros factores sociodemográficos ligados a la FM en los que se ha insistido mucho en la última década. Llama la atención su distribución preferencial en la población con niveles de renta más deprimidos y niveles educacionales bajos. En opinión de algunos autores, estas dos circunstancias son coincidentes en el mismo grupo social y por la misma razón su asociación con el abuso sexual y físico de las mujeres es consecuencia de una mayor frecuencia de estas circunstancias en las capas sociales más deprimidas (Alexander et al., 1998). La relación con el abuso sexual y/o físico en mujeres es manifiesto no sólo por su mayor frecuencia en las mujeres con FM (en el estudio de Alexander el 57% de las mujeres con FM refieren historia de abusos de este tipo), sino que la incidencia de FM en las mujeres que han sufrido abusos quintuplica al resto de las mujeres del mismo grupo social. Parece además, que estas mujeres son más proclives a sufrir las formas graves de la enfermedad, ya que si se analizan otras variables, se pone de manifiesto mayores escalas de dolor, mayor fatiga y mayores limitaciones funcionales así como un aumento significativo del consumo de atención médica y de analgésicos para el grupo de mujeres con historia de abusos y FM, frente al resto de mujeres con FM del mismo grupo social que no han sufrido abusos.
González y Alegre (1998) definen el perfil demográfico y social con mayor incidencia de FM en nuestro país y por tanto de mayor riesgo: mujer de 59 años, con exceso de peso y nivel sociocultural bajo.

http://www.e-medicum.com/newsletters/medicinaClinica/verNoticia.php?noticia=37591

De un grupo de pacientes en rehabilitación ortopédica, 45 % había sufrido abuso sexual en la infancia, violación o maltrato (Bruns, Disorbio, 1996). En mujeres con enfermedad crónica, el 70 % informa de este tipo de abusos.
Luis Armando Oblitas Guadalupe

http://www.librosdepsicologia.com/product_details.php?item_id=145


La sicóloga Sandra Troncoso cuenta que a raíz de una investigación realizada en 2004 -publicada en la Revista Latinoamericana de Psicología el año pasado- descubrió junto a un equipo de colegas que en el tratamiento de la fibromialgia era muy importante incorporar la terapia sicológica.

"Esta enfermedad es un síndrome que presenta distintos síntomas: dolores de cabeza, de ovarios, gastritis, dolor generalizado y cansancio crónico. Las pacientes deambulan en promedio cinco años antes de recibir un diagnóstico, son mujeres muy angustiadas, porque tanto sus amigos como familiares y colegas terminan calificándolas de hipocondríacas y achacosas", explica.

Muchas sufren depresión y ansiedad, y por ello llegan a la consulta del siquiatra y después a la psicología. "En 2004 estudiamos a un grupo de mujeres con fibromialgia, y lo comparamos con un grupo de mujeres con enfermedad reumática y un grupo de control sano. Encontramos que en el primer grupo había una variable común: más experiencias de maltrato en la infancia o abuso sexual. Hablamos de cerca de un 80% de las pacientes. Ellas experimentaban también mayor depresión y nivel de ansiedad, además de un menor uso de estrategias de afrontamiento", revela Sandra Troncoso.

Por: María Teresa Villafrade
http://www.tercera.cl/medio/articulo/0,0,38039818_90162750_249617790_2,00.html

El objetivo fue comparar mujeres con fibromialgia (FM), con un grupo de mujeres con enfermedad reumática y un grupo control sano (n = 15 cada uno); en las variables dolor, sintomatología depresiva y ansiosa, estrategias de afrontamiento y maltrato en la infancia. Se hizo un análisis discriminante y se obtuvieron dos funciones con altos niveles de ajuste. Los pacientes con FM y enfermedad reumática muestran similares niveles de dolor, sin embargo el primer grupo tuvo más experiencias de maltrato en la infancia y experimenta en la actualidad mayor depresión, menores niveles de ansiedad y menos uso de estrategias de afrontamiento. Estas funciones clasificaron correctamente al 53,3% de los pacientes con FM y el 60% de los otros grupos, versus el 33,3% esperado por azar. Se espera que al incluir informes de experiencias de abuso sexual en la infancia y niveles desesperanza en la actualidad, aumente la capacidad para detectar pacientes con FM.

Revista Latinoamericana de Psicología
2006, volumen 38, No 2, 285-298

DOLOR, ANSIEDAD, DEPRESIÓN, AFRONTAMIENTO Y MALTRATO INFANTIL ENTRE PACIENTES FIBROMIÁLGICOS, PACIENTES REUMÁTICOS Y UN GRUPO CONTROL*
 

LETICIA TORRES A., SANDRA TRONCOSO E.
Universidad Santo Tomás, Chile
Y
RAMÓN D. CASTILLO**
Universidad de Talca, Chile
http://www.rlpsi.org/resumenes/volumen38/numero2/5.htm

 

No tenga miedo, no dude, proteja al niño, niña o adolescente: denuncie ante la sospecha de abuso.

Es preferible equivocarse a que un niño o niña siga siendo abusado/a.

En Capital Federal: 102

Brigada Móvil de intervención en urgencias de violencia familiar, en calle y en domicilio:  137

En Nación: 011 4338-5800

En Provincia de Buenos Aires: 102 y 0800-6666-466

¡Averigüe en su ciudad!

Encintemos de blanco todos los buenos corazones  para decir bien fuerte:

NO AL ABUSO SEXUAL INFANTIL.